TRANSGÉNERO: 7 cosas de las terapias de hormonas

0
132

La pubertad es un período incómodo para todos, pero para mucha gente transgénero, cada cambio de su cuerpo es un horrible recordatorio de que su anatomía no coincide con su género. Por suerte, para los que tienen el valor de hacer una transición, existe una terapia de hormonas que puede hacer de estos cambios una experiencia más fácil.

Con la ayuda de doctores, la gente asignada como mujer al nacer, puede usar una forma de testosterona inyectada, aplicada como parche, como crema o gel. Para la gente asignada como hombre al nacer, puede comenzar un tratamiento con una forma de anti andróginos (referidos como “T-Blocker”) y también una forma de estrógeno y progesterona. Todos somos diferentes, pero hay algunas cosas que seguro no tenías ni idea sobre tomar hormonas.

  1. La terapia de hormonas no es una cura mágica que cambiará tu cuerpo de la noche a la mañana.

El cambio requiere de un tiempo determinado, y tomar una dosis más alta, no hará de este proceso algo más corto. Esto no debe hacerse a menos que sea indicado por el doctor.

  1. Prepárate para experimentar lo horrible que es tener acné.

Mucha gente podrá recordar esa etapa en la adolescencia en la que su cara básicamente explotó. Empezar una terapia de hormonas es así pero 10 veces más. Una persona transgénero encontró acné en su muslo interno y otras partes donde jamás pensó que se podía tener acné. No existe comparación.

  1. Tus senos pueden gotear.

El área del pecho puede experimentar sensibilidad y puedes desarrollar senos gracias al anti andrógeno, estrógeno y progesterona. También se puede experimentar un tipo de lactancia de los pezones. Es común pero sigue siendo una experiencia bastante bizarra.

  1. Las cosas se ponen peludas.

En testosterona, los senos pueden desarrollar vello. También puedes desarrollar más vello en las piernas, orejas, nariz y pompis.

  1.  Tus emociones están fuera de control.

Algunos hombres trans dicen que después de tomar testosterona se hicieron más agresivos y enojados. Otros dicen que tomar testosterona los ayudo a controlar más sus emociones. Si estas tomando anti andróginos y estrógeno, los cambios de humor se harán más severos.

  1. Te pueden poner más caliente de lo normal.

Mucha gente explica que cuando empezaron una terapia hormonal se sentían calientes pero de una manera diferente a la que antes habían experimentado.

  1. Empezar una terapia de hormonas no resuelve todo en la vida.

La gente que decide hacer la transición lo hace para reafirmar su género. Pero muchos piensan que todas las dificultades de la vida se arreglarán cuando cambien de género. Como toda la gente, los transgénero tienen que lidiar con problemas de género, racismo, sexismo o incluso clasismo.

Comments

comments

No hay comentarios

Dejar respuesta